miércoles, 5 de febrero de 2014

Como Hacer Scones...De lavanda.


Scones de lavanda...mira que le di alguna que otra vuelta antes de lanzarme a la aventura de fusionar sabores... Scones de Lavanda. Venga va, me dije, que todo lo malo que te puede pasar es que al final los tengas que usar de jabones para el baño.

Pensar en  Scones y verme en una casita de la campiña inglesa es todo uno. Rodeada de bucólicos atardeceres, donde da igual si te comes un Scones, dos o diez. Si vives en la campiña inglesa te puedes permitir usar la GHD para fundir queso mientras haces hogueras nocturnas para quemar los bestseller de Dukan, Montignac, y Scardale. Lo estáis visualizando, lo seeeee...

Imágenes vía Pinterest

Los Scones son  de origen escoces y muy típicos en toda Gran Bretaña, se suelen acompañar untados con mermelada y Clotted Cream pero para no complicar mucho la receta, y como sabía que la crema en cuestión nos iba a costar un poquito encontrarla, yo opté por sustituirla por un queso crema, que junto con el toque de la lavanda, resultó ser una mezcla muy pero que muy interesante. Uhmmm!!!

De estos bocaditos divinos, conozco bastantes versiones, otras recetas llevan mas proporción de leche o nata, lo que hace que tengan menos textura de pasta y sean como mas blanditos.
Pero ya que nos vamos a ir a ir a vivir al campo, seamos auténticos y hagamos las cosas como mandan los cánones, si señor!!!

Con respecto a esta receta tengo que advertiros que el toque que le da la lavanda...Te gusta mucho o no te gusta nada. Es así, es de esos sabores que los amas y repites la receta mil veces o la condenas al olvido.

A mi personalmente me ha encantado. Si en vuestro caso no os enamora el sabor, no aromaticéis la leche, así de sencillo. Ponedle un poquito mas de ralladura de limón o de naranja, o simplemente no le añadáis nada, también estás riquísimos.



Para sentiros más cerca de la campiña inglesa vais a necesitar:

INGREDIENTES:
  • 500g de harina.
  • 200g de mantequilla
  • 100g de azúcar
  • 10g de levadura
  • 2 huevos L
  • Una pizca de sal
  • 2 cucharadas de lavanda y un poquito más para decorar.(La podéis encontrar en Herbolarios)
  • Leche ( la que admita la masa) 
  • Mermela del sabor que os guste.( Yo usé de melocotón, pero es muy frecuente usarla de fresa, frambuesa o frutas del bosque)
  • Queso crema tipo Philadelphia.
  • La ralladura de un limón ( esto es opcional, pero le da un toque muuuuyyy rico)

PREPARACIÓN:

  1. Comenzamos calentando la leche hasta que hierva, entonces añadimos la lavanda y lo dejamos reposar, de este modo, conseguiremos aromatizar la leche. Lo dejamos reposando 30 mn y colamos. Reservamos la leche.   
  2. A continuación en un bol mezclamos el azúcar con la mantequilla. Podéis hacerlo directamente con los dedos. Lo ideal es hacerlo con una batidora de panadero o si no tenéis también podéis hacerlo como lo hago yo, que es con un scraper de acero inoxidable, como este este. Lo que hago es cortar la mantequilla con el hasta que consigo una textura similar a la de las migas.
  3. A continuación añadimos la harina, la levadura y la sal, mezclamos un poquito más.
  4. Hacemos un hueco en el centro de nuestra masa y añadimos los dos huevos, seguimos mezclando hasta integrar el huevo
  5. Enharinamos la superficie sobre la que vayamos a trabajar la masa y volcamos la mezcla sobre ella.
  6. Comenzamos a amasar y vamos añadiendo pequeñas cantidades de leche según la masa nos la vaya pidiendo. ¿Esto que quiere decir? Vale, cierto es, que la masa de Scones de Lavanda no habla, pero lo vais a notar según vayais amasando. La función de la leche, aparte de aromatizar, es la de ligar la masa, nos va a servir para que se integre bien y no se nos desmigaje. Pero ojo, en este punto, no os excedáis, la masa no ha de quedar en absoluto pringosa, recordad, es una masa seca como una pastita, no húmeda y jugosa como un bollo.
  7. Continuamos amasando pero de una forma muy sutil. No estamos haciendo pan ehh, nada de pegarle meneos a nuestra masa de Scones como si se nos fuera la vida en ello o como si estuviéramos tiñendo fondant, nada de eso. Amasamos simplemente para integrar los ingredientes, y lo hacemos de forma suave, presionando con la parte inferior de la palma de la mano. No buscamos una masa extra lisa y uniforme, con eso solo conseguiremos que la textura que obtengamos no sea la adecuada.
  8. Una vez terminemos con el amasado, estiramos con un rodillo. La altura debe ser de unos 2cm, pero para conseguir ese corte central característico que tienen los Scones y que nos va a venir muy bien para rellenarlo, lo que tenéis que hacer es lo siguiente:
  9. Estiramos hasta 1cm de grosor, a continuación le ponemos un pelín de harina por encima y doblamos nuestra masa sobre si misma, de este modo conseguimos que el corte central se nos quede marcado y no tengamos que andar luego cortando con el cuchillo, evitando así que se nos desmigaje.
  10. Cortamos con un cortador circular de unos 6cm, ponemos en un bandeja de horno y los dejamos reposar en la nevera unos 30min. ( Yo dividí la masa en dos para hacer de dos tamaños diferentes)
  11. Pasado el tiempo de reposo, introducimos la bandeja en el horno y horneamos a 180º durante 25/30 min.
Y ya solo nos queda rellenarlos y disfrutar de ellos.






Ahora contadme, ¿os atrevéis con el sabor de la lavanda?



14 comentarios:

  1. Me chiflan los scones y mas si estoy en un cottage con una gran chimenea y ....ya estaba soñando!!
    Te han quedado de lujo!

    ResponderEliminar
  2. Los scones son tan tan ricos. Cuando vivía en Londres siempre me imaginaba viviendo en la campiña algún día jajajaja. No se por qué pero me encanta todo lo britanico!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii vivir en una casita de la campiña inglesa y pasar el día comiendo Scones...Que gran vida!!! Jajajaja.

      Besooos!!

      Eliminar
  3. Así que era esto lo que tramabas eh? Que vi la foto en instagram! Y deben estar bien ricos!

    Además, las fotos son muy bonitas! Un besoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Sheyla en esto andaba jeje.
      Muchas gracias guapa, besitooos!!!

      Eliminar
  4. Menuda receta!!! Estuepnda!!! Ya me esperaba algo delicioso y bonito! ;)
    Hace tiempo que tengo un libro de recetas ingleses, y los scones están la lista de pendientes! jejeje
    Besitos.
    Tamara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a practicar se ha dicho, ya verás que cosa más rica!!

      Besos mil!!!

      Eliminar
  5. Me ha encantado la receta!!! Hace tiempo que están en la lista de recetas pendientes...así que guardaré la tuya por si necesito ayuda!!
    Y las fotos..preciosas, de verdad!!!
    Un besito!
    Tamara.

    ResponderEliminar
  6. Fantástico el post: la receta, las fotos, todo!!

    ResponderEliminar
  7. Madre mía!!! Que pinta!!!! Y que fotos!!!! Has hecho algún curso?
    MUUUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

    ResponderEliminar
  8. Tenía muchas ganas de hacer alguna cosita rica con lavanda, y esta receta me encanta! Porque me encantan los Scones y encima con el toque lavanda....Bss

    ResponderEliminar
  9. Hola. Parecen riquísimos y los quiero hacer. En casa tengo muchas plantas de lavanda. Puedo secar las flores y usar esas mismas??? Gracias

    ResponderEliminar